Estamos en twitter

Estamos en twitter
Twitter huapangueros

domingo, 21 de junio de 2015

Cortometraje El Maizal (COMPLETO) - Tantima y Chontla...



Cortometraje realizado en la Huasteca Veracruzana.
Escrito y dirigido por Jesús Bautista.
Productor: Rosendo Martínez
Sinopsis: Toño, un niño curioso, logra que su abuelo huapanguero le enseñe a tocar el violín a cambio de espantar los tordos en su milpa. Cuando abuelo y nieto comienzan a estrechar su relación, el destino da un giro inesperado tomando a Toño por sorpresa.
Reparto: 
Francisco Cervantes
Pablo Rivera Dehesa
Tania Cruz
Paulo Quintero
Rodolfo Zaragoza
Fernanda Barrón
Sergio Caraveo
FACEBOOK: Jesús Bautista Foto-Cinema

Nota: La casa donde fué realizado el corto es de Don Benjamín Nicanor en Gutiérrez Zamora(Tantima), quien falleció hace unos dias... 

lunes, 15 de junio de 2015

Sin madre privatizar el agua/ Escenarios

 
Pese a que está vetado en Brasil, entregan a Odebrecht por 30 años el manejo del agua en Veracruz y Medellín http://goo.gl/BNjHSu

Una de las grandes discusiones  internacionales se centra sobre el control del agua. El agua,  es un  don  de la naturaleza,  pero  entregarla al capital privado “no tiene madre”. El agua se relaciona no solo con el consumo e higiene humano, la preservación y expansión  de la flora y la fauna silvestre, de la agricultura y ganadería racional, sino que, hoy en día, con la generación de electricidad y la explotación del gas. Poseedora de este bien: América Latina.

Por eso la reunión del CELAC, en Bruselas, en donde se discutió sobre el mundo global, un dialogo sobre asuntos y desarrollos internacionales en los que el agua y la energía fueron temas  centrales.
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es un organismo intergubernamental de ámbito regional que  promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños.
Peña Nieto sin recato por sus gastos excesivos y corrupción sin límites, quedará  bajo la sombra, ante  la visión  inteligente, progresista de Rafael Correa, Raúl Castro, Nicolás Maduro, Michelle Bachelett, Cristina Fernández, Evo Morales, Tabaré Vázquez, Salvador Sánchez y Daniel Ortega. Un México represor y entregado a las trasnacionales ante naciones hermanas defensoras de su soberanía y nacionalismo.
Los 61 países de ambos bloques se comprometieron este jueves, al cierre de la cumbre, a trabajar juntos y “en condiciones de igualdad” en los próximos grandes retos que afronta la comunidad internacional respecto al cambio climático. Las negociaciones comerciales entre la UE y el Mercosur se intensificarán y fortalecerán. Brasil encabeza los esfuerzos para relanzarlas.
ALLA EN DEFENSA DE LOS RECURSOS
El 4 de abril del 2000, en Bolivia, se iniciaba la movilización popular en contra de la privatización del agua.  A esta movilización se la llamó: “La Batalla Final”, eran cientos de miles de hombres , mujeres, jóvenes, ancianos y ancianas, niños y niñas, que salieron de sus casa, escuelas, comunidades, fábricas, para decir ¡Ya Basta¡ al modelo político de imposición, de soberbia, de desprecio,  el ¡Ya Basta¡ al modelo económico de “despojo y saqueo, al que nuestro Pueblo había sido sometido….El otro gran logro de esta movilización es que perdimos el MIEDO. Salimos de nuestras casas y nuestras comunidades para hablar entre nosotros, para conocernos, para nuevamente aprender a confiar unos a los otros. Ocupamos las calles y los caminos, porque somos los verdaderos dueños. Lo hicimos sobre la base de nuestra propia fuerza. Para nosotros población trabajadora de la ciudad y el campo, el auténtico significado de la Democracia: Decidimos y hacemos, discutimos y ejecutamos……” (Comunicado Coordinadora del Agua). De ahí surgió Evo Morales como presidente de Bolivia.
 AQUÍ SOMETIDOS POR EL CAPITAL
Odebrecht   y  Aguas de Barcelona  -Agbar-   fueron las dos empresas extranjeras que ganaron la licitación hecha por el Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) metropolitano para que  inicien a operar el servicio del vital líquido en la ciudad de Veracruz y municipio de Medellín de Bravo” (Boletineros)
Aquí, los legisladores, ignorantes, como Tonatiuh Pola,  el priista  de Telever, quién se congratuló con el fallo de la nueva empresa mixta del Sistema de Agua:  – lo que desde hace más de un año se sabía- “Era urgente, el SAS Metropolitano ya no da para más (¿al igual que Luz y Fuerza del Centro, Mexicana, PEMEX, CFE, IMSS, ISSSTE, Pronósticos y Lotería?).  A la ciudad de Veracruz le espera ahora una inversión de cinco mil millones de pesos en diez años y de 1.300 en los próximos tres”. ( Y el moche, apá?)
El colmo del cinismo: “Alza de Tarifas, cobros ilegales, violaciones a las leyes del agua y salud, el negro historial de – la tapadera de Odebrecht- Aguas de Barcelona, en México. Leer la nota completa en  Imagen del Golfo. 11-06-15:
http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=41070821
Se acaba el sueño de Etileno XXI en el sur de Veracruz. En grupo de 80 a 100 obreros al día, llegan a la Junta de Conciliación por su finiquito, peo los trabajadores aseguran que la indemnización que les da  la empresa no es la que por ley les corresponde. Ojo mucho ojo, eh?: Sindicato del SAS, hoy MAS, Etileno XXI pertenece al grupo Odebrecht.
LO QUE NOS ESPERA
En España: “La guerra del agua que protagoniza Agbar,  responsable de llevar el agua de los ríos a los principales ayuntamientos catalanes, ha denunciado el impago de 65 millones de euros por parte de diversas sociedades de grupo Agbar, encargadas de la distribución del  agua en los municipios. Según la denuncia de la filial de Acciona, Agbar, concesionaria del servicio de agua en el área metropolitana de Barcelona,  aglutina el suministro de agua a 49 y 11 municipios respectivamente y en definitiva, todas las filiales del grupo francés Agbar (¿no que era española?) han dejado de pagar a ATLL Concesionaria desde el pasado mes de agosto el servicio de abastecimiento de agua que se les presta…Según esta versión, el importe global de los impagos por parte de estas compañías asciende a 65 millones de euros. Por su parte, Agbar dejó de pagar el suministro de agua para obligar a la Generalitat a retirar a Acciona la concesión de ATLL ya que considera que su oferta no se ajustaba al concurso realizado”. (El Economista, España). ¿Cómo nos irá ahora?.  Ahí surge PODEMOS como fuerza política.
En Brasil, “José  Pinheiro,  director de la constructora brasileña  está preso por las denuncias de sobornos en la petrolera Petrobras, considerado “el mayor escándalo de corrupción” en la historia de Brasil. La Policía Federal brasileña, que halló el documento investigando el caso, sospecha que las cifras aluden a donaciones por US$1 millón a la campaña de Sinibaldi.  Y la pregunta que ha comenzado a surgir para los investigadores brasileños es si el esquema de compra y venta de favores detectados en Petrobras trascendía fronteras. En las indagatorias “está incluida también la posibilidad de que esa situación se haya esparcido por América Latina, más allá de Brasil”  (BBC Mundo). Dilma Rouseff es reelecta.
En Ecuador, “dos décadas tuvieron que pasar para que un gobierno, por fin, tome medidas sobre los malhadados contratos que la empresa brasileña  Odebrecht obtenía afectando los intereses del país. La decisión de Rafael Correa de expulsar a la constructora del proyecto San Francisco, afloró una serie de irregularidades cometidas, tanto en el aspecto técnico como en el económico, de este y otros proyectos entregados a dicha compañía brasileña. Acostumbrada a la corruptela de anteriores gobiernos y funcionarios, la constructora Odebrecht no tenía previsto que el actual gobierno supervise los trabajos realizados, lo que permitió revelar las fallas técnicas que detuvieron el funcionamiento de la central hidroeléctrica  y demandar la investigación inmediata sobre Odebrecht. Hoy, las pérdidas generadas por la mala construcción de la hidroeléctrica superan los 40 millones de dólares, es decir, 200 mil dólares diarios, en los cuatro meses  de paralización. Además, la constructora ofreció concluir los trabajos de reparación  y reanudar inmediatamente las operaciones de la misma, situación que tampoco se cumplió. (VoltaireNet.org). Con Rafael Correa  como Presidente.
En Perú,  conformado por Graña & Montero y la brasileña Odebrecht, estaría moviendo cielo y tierra para adjudicarse la obra del tren subterráneo. Esta megaobra tiene un presupuesto de US$ 6 mil 500 millones, que consiguió en contratos durante el gobierno de Alan García, periodo en el que se constituyó en su constructora favorita (huele a Higa en México). Sobre Odebrecht recaen diversas denuncias. (El Comercio). Ollanta Humala presidente del Perú.
Allá gobiernos progresistas y nacionalistas. Aquí tendremos que esperar 30 años o lograr que en el 2018: AMLO sea Presidente.
“la última y nos vamos”: “Permitir que las autoridades estatales instalen un gasoducto que atraviese por el Centro Histórico de la Ciudad de Veracruz es como autorizar un polvorín que pondría en riesgo la vida de miles de veracruzanos”. (Mattiello Canales). Alto riesgo de Convertir a Veracruz en  la  Guadalajara de 1992.
Privatizar el agua dañará a los grupos más vulnerables de la sociedad

domingo, 14 de junio de 2015

Fue matanza, no enfrentamiento: sobrevivientes de Apatzingán

óvenes demandan que sean castigados los policías que los lesionaron de gravedad
El 7 de enero en Apatzingán los federales perpetraron una matanza: sobrevivientes
Un agente fue con el doctor y le dijo que me diera algo para que me muriera; él se negó

Foto 
 
El tiro que recibió Gonzalo le perforó el intestino; necesita otra operación para reconectarle los órganos Foto Sanjuana Martínez

Sanjuana Martínez
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 14 de junio de 2015, p. 6
Apatzingán, Mich.

Gonzalo Alfonso Castillo Sáenz tiene 16 años y lleva tres operaciones. Desde el 7 de enero pasado su vida dio un vuelco luego de recibir un disparo en el estómago: Sobreviví de milagro a la matanza, porque eso no fue enfrentamiento como sigue diciendo el gobierno, fue una matanza de los federales.
Gonzalo es uno de los heridos de las dos matanzas cometidas presuntamente por un comando de la Policía Federal, la primera el 6 de enero frente a la presidencia municipal y la segunda al día siguiente en la avenida Constitución, donde fueron ejecutadas 16 personas, versión que ha sido refutada por el gobierno.
Está sentado y tiene una mirada profundamente triste. Su recuperación ha sido lenta y dolorosa. Se levanta y muestra una cicatriz vertical que le cruza el estómago. Sandra, su madre, le ayuda a levantar la camiseta: Lo más difícil es esto, dice en entrevista con La Jornada.
Se refiere a una colostomía que no le permite volver a la normalidad. La bala que recibió Gonzalo le perforó el intestino y necesita una nueva operación para reconectar sus órganos: Todo lo que come cae en esta bolsa. Ahorita estamos batallando, porque la caja de las bolsas cuesta 900 pesos, con 10 piezas, y le cambiamos la bolsa cada dos o tres días. Empeñé mi casa. Hemos pagado más de 100 mil pesos en medicinas y el gobierno nomás viene, nos entrevista y no nos ayuda en nada. Ahorita nos urgen las bolsas y todo. Él tiene que alimentarse bien, porque, si no, no lo pueden volver a operar en julio.
Gonzalo pesaba 80 kilos y ahora sólo 52. Muestra la cabeza, donde tiene dos heridas de las esquirlas de bala. Una lesión más en la pierna derecha, por donde salió la bala que le perforó el estómago y que le acaba de cicatrizar: Además no miro nada con el ojo derecho, apenas ayer me saqué un pedazo de plomo de la asentadera izquierda. Me dolió mucho pero me aguanté.
Las balas
Aquel 7 de enero estaba cortando limón en un rancho cuando les avisaron que había habido una matanza en la plaza principal de Apatzingán, frente al palacio municipal. Se subió a una camioneta pick up blanca Ram y con otros amigos se dirigieron al lugar de los hechos para auxiliar a sus compañeros, la mayoría campesinos dedicados a la pisca de limón.
Eran como las 7:45 de la mañana y en el cruce de la avenida Constitución y Plutarco Elías Calles un comando de la Policía Federal los recibió a balazos: Lo primero que sentí fue una bala que me rozó por la cabeza. Aquí están las cicatrices. En ese momento no supe qué hacer. Me aturdí y me tiré al suelo. Fue allí donde me entró la bala en el estómago.
Gonzalo se estaba desangrando debajo de la camioneta junto a otros heridos: Ellos se fueron acercando y nos ayudaron, yo estaba tirado lleno de sangre. No sabía qué hacer, porque si me paraba me mataban; yo sabía que me iban a rematar, así como estaban ejecutando a los demás.
Fue testigo de cómo los federales, al llegar al vehículo donde viajaban una docena de hombres, la mayoría adolescentes y menores de edad, algunos heridos y otros ya muertos por las balas, bajaron a un sobreviviente: “¡Bájate, hijo de tu puta madre! –le dijeron– ¡Ya te cargó la chingada!
Con la mirada triste por el recuerdo del episodio más traumático de su vida, añade: Luego lo hincaron y le metieron un tiro. Fue allí donde perdí el conocimiento y me desperté en el hospital, con mucho dolor en la pierna, en el estómago y la cabeza entumida.
Con voz firme, añade: Fue una matanza. El gobierno dice que fue un enfrentamiento, pero de qué; nosotros llevábamos palos, no llevábamos ni una arma. Yo lo único que pido es que castiguen a los federales que nos hicieron esto.
Agrega: Yo trabajaba en la pisca de limón y en la ordeña de vacas en un rancho. Pero ya no puedo. Si me arrimó a un animal allí se me infectan las heridas. ¿Luego qué voy a hacer? Me mochan la pata.
Los heridos
Noé Ramírez confirma la versión de Gonzalo: Nosotros íbamos en son de paz a auxiliar a los compañeros heridos. Le gritamos a los federales que no dispararan, pero ellos nos contestaron con fuego. Y yo me tiré al suelo y me metí entre las llantas y lo que Dios diga.
A los pocos minutos, seis balazos le entraron en el cuerpo: Además recibí 12 esquirlas. No miro con el ojo izquierdo porque me entró una esquirla. Me rozaron en la cabeza y en la cara. Y cuando dejaron de tirar llegó un federal y me arrastró, luego me puso un pie en el brazo derecho y después en la cabeza.
Cuenta que en ese momento le dijo: ¡Hasta aquí llegaste, hijo de tu puta madre! En ese momento se encomendó a Dios porque pensaba que iba a morir: “Pero se acercó otro federal y le dijo: ‘Déjalo, hay gente en la azotea grabando, luego va a ser homicidio’. Y se retiraron. Luego llegaron unas ambulancias y los federales las regresaron. Yo escuché que uno dijo: ‘Regrésense. Están todos muertos’”.
Con el último aliento que le quedaba de vida, pudo ver a sus compañeros heridos, incluido Gonzalo: Los dos movíamos los brazos pidiéndoles ayuda. Pero no nos hacían caso. Luego, al rato llegó Protección Civil y ellos sí se metieron a pie donde estábamos nosotros. Y en eso los federales se tomaron fotos con nosotros como si nos estuvieran auxiliando, pero en realidad era mentira. Algunos murieron ­desangrados.
Noé es campesino, se dedica a la pisca de aguacate y limón, y lleva lentes oscuros incluso durante la noche por las secuelas de las balas que le afectaron la vista. Viste pantalón de mezclilla, camisa azul marino y usa una gorra de beisbol. Y muestra con detalle las cicatrices de sus heridas.
Recuerda cómo vio que los federales iban rematando gente: Al que venía conmigo, Alejandro Aguirre Alcalá, incluso lo acomodaron después de matarlo, yo vi cómo le dispararon en la cabeza y luego lo pusieron al pie de la camioneta; al otro, Miguel Madrigal, quien iba con su familia, también se le arrimaron porque estaba herido y le dispararon de cerca para rematarlo. Yo me hice el muerto, pero luego con el dolor que tenía por las balas me moví y pasó lo que ya le conté.
Noé recibió una bala en el hombro izquierdo que le rompió un hueso; otra le entró en el mismo costado, dos más en la pierna derecha, otra en la pantorrilla derecha y una en la planta del pie derecho, más rozones de esquirlas en varias partes del cuerpo.
De hecho, cuando me entraron las balas no sentía nada, sólo caliente caliente, pero después me empezó a doler mucho. Estuve como 40 o 50 minutos desangrándome. Los federales querían que nos muriéramos.
Cuando Protección Civil los auxilió fue llevado al hospital: Un federal fue con el doctor y le dijo que me diera algo para que me muriera, que me envenenara. El doctor se negó. Y lo que hizo fue alertar a mi familia para que estuviesen más pendientes de mí, porque los federales me querían matar porque fui testigo. A ellos no les convenía que yo sobreviviera, porque sabían que iba a declarar todo lo que vi.
Noé lleva cinco operaciones. Su familia se ha gastado 250 mil pesos. Una de esas cirugías se la iba a hacer en un hospital de Guadalajara, pero el médico exigió un resumen de los hechos por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) y la dependencia se negó a entregarlo: Cómo son impactos de bala, el hospital necesitaba ese documento, pero el licenciado de la PGR me dijo que no tenía autorizado darme nada y al final me tuve que operar aquí en ­Apat­zingán.
Sólo la ONU lo entrevistó
A pesar de ser un testigo de las presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por elementos de la Policía Federal, la PGR nunca le tomó declaración. Tampoco ha recibido apoyo económico o sicológico ni se acercó ninguna dependencia de atención a víctimas, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos o la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, para ofrecerle medidas cautelares, sólo el Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos lo entrevistó.
El doctor que me atendió me dijo que no se explicaba cómo no había muerto. Fue un milagro. Tengo una bala alojada todavía aquí en el costado que incluso me pasó rozando el corazón y el doctor dijo que era más peligroso sacarla y me la dejó. Dios es muy grande, todavía no me ocupaba allá.
Noé se emociona hasta las lágrimas. Ha sufrido las secuelas de las operaciones y no ha recibido terapia sicológica. Las pesadillas no le permiten conciliar bien el sueño: El doctor dice que necesito terapias, pero no tengo recursos. Ya debo bastante dinero.
–Para ti, ¿qué representan los federales que participaron en Apatzingán?
–Son unos delincuentes. En vez de protegernos, nos hicieron daño. El mismo Estado nos hace daño, en vez de protegernos. Ellos deben ser juzgados y castigados por los crímenes que cometieron. Por eso estoy dando la cara.

miércoles, 10 de junio de 2015

La derrota de Javier Duarte

La derrota de Javier Duarte 

* Pierde los cinco principales distritos  * Bringas temía al voto de castigo marcelista  * Fidel reventó en Boca del Río  * La votación de Erick  * Agresión a representante de Morena  * Rocío Nahle: en 2012, 70 mil votos y pierde  * A su lado el marcelismo, gana  * Escamotean pago a representantes priístas

Simulador, Javier Duarte proclama un triunfo abstracto, arrebatado, maltrecho. Dice que ganó. Y sí, ganó el PRI en 16 distritos electorales de Veracruz, como siempre, con sus trampas y su fraude. Pero las cinco joyas de las corona las perdió.
No ganó Xalapa Urbano, Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos y Poza Rica, ahí donde se concentra el mayor poder político, capitales millonarios y la industria, el turismo y la más alta densidad de población, ventana al mundo, a los negocios, a la inversión.
Son las cinco joyas de la corona, las que Fidel Herrera Beltrán, su antecesor y mentor, mantuvo y retuvo, por las buenas o por las malas, y las que debió ceder, las regateó hasta el final.
Javier Duarte entregó Xalapa en 2012, al Partido de la Revolución Democrática, cuando la prosperidad comenzaba a desteñirse, a la vista su mal gobierno, su impudicia para el abuso, el cinismo para echar mano de los recursos públicos y en un alarde de magia desaparecerlos en un solo movimiento de mano.
Hoy, la debacle está ahí. Ganó el PRI 16 distritos electorales pero se le fueron enclaves de altísima relevancia.
Veracruz y Boca del Río siguen en poder del Partido Acción Nacional, aunque es de lo único que el vilipendiado panismo puede vanagloriarse pues tuvieron en sus manos Tantoyuca, Córdoba, Orizaba y Zongolica y los dejaron ir.
Xalapa Urbano, distrito sede de la capital de Veracruz, pasa a control de Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, que se posiciona en una sola elección, concentrando las vibras de los que repudian la violencia y la inseguridad, el secuestro y la extorsión, la impunidad y el atropello, la corrupción y la riqueza que no sólo es malhabida sino exhibida por la pandilla duartista.
Coatzacoalcos también es distrito para Morena, en parte por el voto de los indignados que repudian el desgobierno y el rezago social, el desempleo y el empleo mal pagado, la los levantones y la tortura, los mutilados, los sepultados en fosas clandestinas, el narco operando a todo vapor, los petroleros de los complejos petroquímicos amenazados con ser echados a la calle, y en parte por los rencores y venganzas entre priístas.
Poza Rica ya es del Partido de la Revolución Democrática. Golpe letal al feudo petrolero, al sistema represivo que obliga al trabajador a actuar como esclavo, a rendir pleitesía al líder en turno, descarada la explotación sindical, obvios los negocios de quienes dicen estar al servicio del gremio.
Son las cinco joyas de la corona que pesan por su potencial político, económico y social, por ser, por ejemplo Veracruz, Coatzacoalcos y Xalapa, los tres municipios con mayor presupuesto entre los 212 que componen la geografía veracruzana.
Boca del Río y Veracruz no solo son tradición. Representan más que un son, que un arpa y una jarana, que una pieza musical de Agustín Lara. Son el punto de referencia turístico del Golfo de México, con una impresionante capacidad hotelera, punto de atracción para mexicanos y extranjeros. Y la llegada constante de capitales.
Coatzacoalcos es polo industrial. Concentra en su territorio tres complejos petroquímicos, una terminal marítima industrial y otra comercial, la exportación de petrolíferos. Y en sus costas, un potencial petrolero próximo a explotar.
Xalapa es Xalapa. Es la sede del gobierno estatal, impensable perderlo en una elección. Denota la fortaleza de un gobernante, su capacidad electoral, el manejo de las estructuras para promover y defender el voto, para cooptar sectores de la población, para infiltrar a la oposición, atraer a sus líderes, desmantelar su capacidad de operación política. Si se pierde el distrito Xalapa Urbano, el gobernador se reduce a nada.
Perdidos, los cinco distritos clave reflejan el deterioro del proyecto duartista, la prosperidad que nunca llegó, salvo para los Spinoso, los Deantes, las Ginas, los Duartes, las Karimes, los Audirac, que han hecho de Veracruz un botín, saqueadas las arcas, armados los negocios con cargo al erario.
Ganó el voto de los indignados, los que no dejan pasar más abuso y atraco; ganó la oposición panista, morenista o perredista gracias también a la crisis del priismo, a la greña los militantes del PRI, confrontados, trabados en sus propios conflictos, incapaces de conciliar e incluso resentidos porque diciéndose dueños de la franquicia política, Javier Duarte no supo cómo desplazar y matizar. O sea, los echó y los escupió.
Todo se da en Javier Duarte, menos la seriedad. Acudió a votar con afanes provocadores. Vestía el gobernador de Veracruz, la mañana del 7 de junio, una chamarra blanca, en los brazos y cuello la estampa tricolor. No era la de la bandera nacional, ni los colores del PRI, sino los que distinguen a la Selección Mexicana de Futbol. Eso es no pensar.
Aporreado en las redes sociales, insultado, lo menos que se expresó ahí fue que el gobernador Javier Duarte es un personaje tramposo.
Desbordaba optimismo. Sonreía. Y horas después, cuando ya se sabía el tamaño de la debacle, Javier Duarte asumía el tono conciliatorio, la lección de la democracia en sus labios, el sentido de la reflexión, lo que se hizo bien y lo que hay que corregir, un llamado de atención a los partidos políticos porque al que hay que vencer es al abstencionismo.
Javier Duarte sabe que no ganó el PRI. Así tenga 16 distritos bajo su control, así regresen al escenario los fidelistas, Erick Lagos, Alberto Silva, Jorge Carvallo, Tarek Abdalá, María del Carmen Pinete, Fidel Kuri, hay cinco distritos clave que no son del PRI.
Falló ahí la operación política, la audacia para incrementar la intención de voto, la habilidad para conciliar entre priístas, cirugía mayor para restañar heridas, capacidad para menguar la fuerza de la oposición o la rudeza para someter a las fuerzas priístas en rebeldía.
Javier Duarte fue derrotado en Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos y Poza Rica. Lo venció la oposición. También lo derrotó el desaseo con que armó candidaturas.
Reciclar cartuchos quemados trae broncas y conflictos.
Elizabeth Morales García no se llevó el palacio municipal de Xalapa porque no lo pudo cargar, pero por intención no paró. Goza de espíritu inmobiliario; de ahí que coleccione casas y mansiones. Usó la nómina para darle chamba a las chicas de su harem. Y así la hizo candidata el PRI.
Es el caso de Carolina Gudiño Corro, impuesta como alcaldesa de Veracruz, de pésimo historial, improvisada como presidenta del Congreso estatal, sin talento, o sí, buena para los negocios con el erario.
Otra reina de belleza, egresada del Carnaval de Veracruz, inventada como política. Ella es Anilú Ingram. Lupis con trabajo pronuncia un buenos días y ya la querían que condujera las sesiones de la Legislatura estatal. Un desastre fenomenal, de risa, de antología circense. Y de ahí a candidatura a diputada federal. Qué importa si firmó ante notario que no dejaría de ser diputada local. La mentira también se goza. Y burla al pueblo no tiene comparación.
Perdió Rafael García Bringas en Coatzacoalcos. Lo acabó Morena, pero sobre todo Marcelo Montiel, acérrimo rival, que no operó en campaña, presente sólo el día de la elección para dar línea en contra, voto de castigo. Y se gestó la derrota.
Sólo Javier Duarte puede creer que ganó. Lo cantan sus corifeos. Y el iluso que se lo cree. Pudo ganar el 16 distritos, pero sin las cinco joyas de la corona, de nada vale.
Mientras, Javier Duarte simula que está feliz.




jueves, 4 de junio de 2015

Alfredo Jalife en "El Campo en México:La Reforma Pendiente"

Si vas a votar el Domingo, tienes que ver este video para una visión geopolítica ... No olvides que se elijirán Diputados levantadedos neoliberales...



sábado, 30 de mayo de 2015

Por un voto ético, estratégico y diferenciado

Miguel Concha
 Enlace permanente de imagen incrustada
Para la ciudadanía de nuestro país ejercer el voto parece un dilema mayúsculo. Y no lo es tanto por las consecuencias que sigan de su opción al sufragar, sino más bien por lo contrario, porque en el fondo sabemos que sea cual sea nuestra decisión, no veremos cambios de importancia para los grandes problemas nacionales que preocupan de fondo a nuestra sociedad. No en balde esta certeza ha llevado a muchos a asumir una posición, respetable y respetada, de no concurrir a las urnas o de hacerlo sólo para anular el voto.
Se podrá no estar de acuerdo con esto, pero lo que tampoco se puede negar es que se trata de una forma de protesta que debe ser escuchada, porque junto con los que votan podríamos decir que bajo protesta, están expresando el hartazgo social frente a un régimen político que se quedó a mitad de camino en su tránsito hacia la democracia, y que hoy ya no es capaz de hacer frente a los problemas reales de México. A quien dude que así están las cosas, le bastará con leer el informe del Latinobarómetro sobre la democracia, en el que queda claro que de toda América Latina el pueblo mexicano, después del hondureño, es el más descontento con su democracia. Por lo anterior, múltiples organizaciones agrupadas en el Frente Amplio Social Unitario lanzaron un llamado a la ciudadanía a ejercer un voto ético, estratégico y diferenciado, aclarando que este llamado lo hacen sin deslegitimar ninguna forma de lucha electoral, como pueden serlo la abstención consciente o la anulación del voto. “Este llamado –precisan– será el inicio de la estructuración de un amplio acuerdo estratégico poselectoral”.
Se trata de llamar a la movilización para exigir a los aspirantes a ocupar los puestos de elección a comprometerse con una agenda social que ponga en el centro de la atención pública la vigencia de los derechos humanos; la participación ciudadana en los asuntos públicos; la equidad de género; el fin del control corporativo y el mejoramiento de las condiciones laborales; la defensa de la tierra, el territorio y los recursos naturales, y la reversión de las reformas estructurales. Llamar al ejercicio de un voto ético implica ir más allá de los cálculos aritméticos de los partidos políticos y reivindicar la garantía de los derechos humanos como fin de la democracia y de las instituciones públicas. Implica también exigir a las autoridades responsables evitar eficazmente la compraventa del voto, ya que se nos presentan anuncios responsabilizando a los pobres de venderlo, pero hasta ahora no hemos oído que se anuncie el castigo de alguien que lo compre, por más que se hayan presentado evidencias de que así haya sido. La exoneración es el destino de los compradores de votos, y con ello la renovación de su patente de corso, pese a las reiteradas violaciones a la legislación electoral.
El llamado al voto estratégico implica apelar al ejercicio colectivo de la inteligencia ciudadana, menospreciada por el diagnóstico simplón o la cancioncita banal. No podemos desconocer que hoy los medios se han convertido en fines y que los partidos, instrumento de la democracia, se nos presentan también como si fueran su fin, olvidando, si no es que burlándose, de que el principio de la representación es la subordinación del representante a los representados. Por ello, desde las limitaciones que la situación actual impone a la ciudadanía –recuérdese la negación del derecho a la consulta popular–, el voto estratégico es la posibilidad de forzar a los miembros del régimen político, incluidos los partidos, a caminar de nuevo hacia la democratización. Por esto se habla también de un voto diferenciado. Es un mensaje a todo el régimen político: si no hay ajustes, ya no caeremos en el juego de la partidocracia. Sabemos que los electos tomarán las decisiones, pero el criterio básico de selección es, en nuestro limitado ámbito de decisiones, a quien se comprometa con la agenda de la sociedad.
Se trata entonces no de ver qué partido hace mayor cantidad de propuestas, sino cuáles candidatas y candidatos se comprometen con las demandas de la sociedad. El compromiso tiene que ser de los partidos hacia la ciudadanía, no a la inversa. El ejercicio del sufragio es sólo una parte de la estrategia ciudadana. La otra, la más importante, es la articulación de fuerzas, tanto de los que votaron como de los que se abstuvieron conscientemente o anularon su voto, a caminar en un solo sentido: expresar con más fuerza el reclamo democrático, exigir a los electos la garantía concreta de los derechos humanos, derechos iguales para mujeres y hombres, participar en las decisiones que nos afectan, trabajar con dignidad, que la tierra nos alimente y cuidar de nuestros recursos naturales. Es la exigencia a todos los que hayan resultado electos a comprometerse con la agenda social, porque es la misma exigencia de las instituciones democráticas públicas. No es moneda de cambio para la compraventa del voto, sino delimitación del piso para discutir y reformar la vida pública del país.
Nos hemos rezagado con respecto de América Latina. Somos de las economías menos dinámicas, de las que menos proporción de gasto dirigen al desarrollo social, de los países más desiguales. Y somos también de los países con mayor violencia. ¿No exige todo esto un cambio de rumbo y de régimen político que lo conduzca? Lo anterior podría ser una conclusión a la que todos llegaran, si es que quienes pugnan por ocupar o retener las instituciones se pusieran a hacer el cálculo de que más les conviene ceder un poco para no perderlo todo. Ceder en su afán de acumulación de riqueza a costa del futuro del país. Ceder en su afán de acercarse al poder a costa de perder su identidad y su ideología. Ceder incluso en protagonismos para dar paso a las articulaciones que realmente puedan transformar al país. Tal vez esta sea la misión que hoy le toca a la sociedad civil: poner las condiciones para remprender el camino a la democracia, en un amplio acuerdo en el que ejerza su soberanía y exija a las instituciones un cambio de rumbo.