Estamos en twitter

Estamos en twitter
Twitter huapangueros

lunes, 31 de agosto de 2015

Las obras de arte de Videgaray

 ¿Cuántos Picassos se necesitan para pagar una casa? El Señor Videgaray dice que pagó su casa con tres obras de arte, pero no nos desvela los pintores, ni los precios de las obras. Foto: Cuartoscuro

Las casas caen del cielo? La pregunta es pertinente, porque todo parece indicar que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray pretenden hacernos creer que sus casas les llegaron por arte de magia.
Sus coartadas han resultado todo un fiasco. El último subterfugio del Secretario de Hacienda fue declarar que su casa la compró con obras de arte.
La versión es inverosímil y se cae por sí sola. Pero démosle el beneficio de la duda al funcionario del gobierno de Peña Nieto que sigue los pasos de su jefe en torno a las justificaciones sobre las suntuosas mansiones de su propiedad.
¿Cuántos Picassos se necesitan para pagar una casa? El Señor Videgaray dice que pagó su casa con tres obras de arte, pero no nos desvela los pintores, ni los precios de las obras. Tampoco nos cuenta cuánto le costaron cada uno de los cuadros, simplemente argumenta que él pagó su casa con tres obras de arte que le “regalaron”. Muy conveniente y sospechoso. ¿No creen?
Como funcionario, Videgaray está obligado a transparentar la operación opaca de la compra de su casa de Malinalco que le costó casi 7.5 millones de pesos. Para los mexicanos no es suficiente su explicación: “me regalaron tres obras de arte” y con eso pague mi casita. Eso no es serio, ni profesional, ni aceptable.
La primera mentira de Videgaray ha salido a la luz pública. La agencia de noticias Bloomberg desveló que según documentos en su poder, Videgaray completó la compra de su casa después de asumir el cargo de Secretario de Hacienda.
No fue eso lo que nos dijo en marzo pasado cuando estalló el escándalo de la casa blanca de Peña Nieto y la suya de Malinalco construidas por el Grupo Higa beneficiario del gobierno con jugosos contratos públicos. Su declaración fue: “No hubo conflicto de interés, cuando se hizo el trato yo no era funcionario público”.
Mentira. Si era funcionario público y el cheque de 500 mil dólares que entregó, además de las tres obras de arte, fue fechado el 31 de enero de 2014, pero extrañamente, cobrado casi un año después, unos días antes de que fuera publicado un informe sobre los supuestos turbios negocios del secretario de Hacienda con el ahora multimillonario empresario Juan Armando Hinojosa.
Preocupado, Videgaray convocó a conferencia prensa para decir que la  operación fue hecha “conforme a la ley” y que los documentos del caso “están abiertos para el escrutinio público”. La pregunta inmediata es ¿por qué no hace públicos esos documentos?.
Al contrario, cuándo un periodista le preguntó que con cuáles obras de arte había pagado su casa. El Secretario de Hacienda contestó diciendo que no iba a contestar preguntas. ¿En qué quedamos? ¿Es transparente o no es transparente la sospechosa compra de su casa?
Videgaray asegura que esas tres obras de arte estaban valuadas en 2.45 millones de pesos. Pero no nos dice quién se las valuó, y lo más grave, no nos informa quién se las regaló.
Videgaray no es el único que ha mentido diciendo que compró su casa antes de que se le designara secretario de Estado, también lo hizo el Secretario de la Función Pública que supuestamente lo investigó y lo exoneró, el señor Virgilio “Ricitos” Andrade, conocido mejor como el bufón del gobierno de Enrique Peña Nieto.
Según “Ricitos” Andrade, Videgaray compró su casa antes de convertirse en funcionario federal y por tanto no estuvo involucrado en el otorgamiento de los jugosos contratos que obtuvo la constructora de su casa, el Grupo Higa. Pues bien, ahora sabemos que eso es falso.
Las evidencias colocan en un lugar sumamente vergonzoso al Secretario de Hacienda. Lo exhiben como parte de la trama de corrupción que favorece a ese pequeño grupo de amigos y socios comerciales en el que está incluido el famoso Grupo Higa.
A la pregunta si ¿las casas caen del cielo?, la respuesta es simple: en México, son regaladas a los funcionarios del gobierno, a cambio de jugosos contratos públicos. El Grupo Higa ha obtenido cerca de 2 mil millones de dólares en 80 contratos con el gobierno de Peña Nieto.
¿Alguien tiene alguna duda del conflicto de intereses entre Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray y el Grupo Higa?
La enorme fortuna del empresario Juan Armando Hijonosa Cantú empezó con el Grupo Atlacomulco en 1980 y los contratos obtenidos en el estado de México, primero con Arturo Montiel y luego con Peña Nieto.
Existe una larga tradición de corrupción de la clase política mexicana. Solamente hay que recordar como se hizo el hombre más rico del mundo. La historia de Carlos Slim y su imperio está vinculada a Carlos Salinas de Gortari y su generosa venta de Telmex al ahora multimillonario mexicano, cuyos orígenes ya casi nadie los recuerda.
Luis Videgaray cargará con la sombra de la corrupción. Su casa de Malinalco ya fue señalada. Más le valiera venderla como lo hizo Angélica Rivera, no solamente por aquello de las malas vibras, sino para deshacerse del cuerpo del delito, aunque en México, los funcionarios pueden tener flagrantes casos de “conflicto de intereses” y no pasa nada. La impunidad está garantizada e institucionalizada para los corruptos. El escarnio social, no.

Twitter: @SanjuanaMtz

viernes, 14 de agosto de 2015

Sin explicación alguna, desaparece cuenta de Duarte en Facebook


Javier Duarte, gobernador de Veracruz. Foto: Yahir Ceballos

XALAPA, Ver., (apro).-Sin explicación alguna, el perfil público en Facebook del gobernador priista, Javier Duarte de Ochoa, fue cerrado.
Era el medio que más usaba para “interactuar” con los ciudadanos, pero a raíz del polémico comunicado que publicó el lunes pasado en el que se deslinda del multihomicidio de la colonia Narvarte, donde fueron asesinados el fotoperiodista de Proceso en la entidad, Rubén Espinosa, la activista Nadia Vera y tres mujeres más, las críticas arreciaron.
Lo mismo sucede en Twitter, aunque su cuenta esta red social continúa activa.
En su desmarque, Duarte utilizó frases polémicas como “la verdad nos hará libres” y “no creo en el fuero, tampoco creo en los linchamientos públicos”, lo que le acarreó una ola de críticas en sus cuentas de redes sociales.
Hasta el miércoles pasado, en la cuenta oficial del mandatario en Facebook se seguían publicando eventos, actividades y algunos comentarios del propio Duarte. El reportero buscó una postura oficial de la Coordinación General de Comunicación Social (CGCS) pero ni siquiera contestaron el teléfono.
El cierre de la cuenta coincide con el hecho de que burócratas del Palacio de Gobierno y empleados del PRI filtraron a diversos medios, imágenes de mensajes internos en los que jefes de área, directivos, enlaces de prensa y líderes priistas exhortan a sus empleados a “frenar” la campaña de “desinformación” y “linchamiento” contra del gobernador, Javier Duarte.
Una de esas imágenes fue publicada por La Jornada Veracruz, Sociedad Tres Punto Cero y AGN Veracruz. En el mensaje se lee:
“Este es el momento de colaborar…El gobernador acaba de publicar un mensaje muy importante que debe ser compartido ampliamente (sic) en las redes sociales. Les pido que aporten comentarios positivos en la publicación de Facebook del gobernador, así como en su tuit. Paremos está campaña de desinformación y linchamiento”.
La respuesta de los burócratas y simpatizantes priistas no se hizo esperar.
“A huevo mi gober, así se habla”, “bien señor Gobernador. La Verdad nos hará libres, estamos con usted, sin duda esto habla de un claro compromiso con las instituciones. Colaboración mutua”, fueron algunos de los comentarios que hicieron a la publicación del gobernador.
Por supuesto los cibernautas no tardaron en reaccionar y replicaron con mensaje como: “Justicia para Rubén”, “en Veracruz solo roban frutsies y pingüinos”, “en Veracruz no pasa nada, me dueles Veracruz”.
También empezaron a circular memes, en uno de ellos se lee: “Uff pase junto a Javier Duarte y no me mató”.

viernes, 7 de agosto de 2015

Pepe Cadena y la "Libertad de Impresión"...




  Pepe Cadena organizó una comilona a los Medios regionales, allí estaba Don Manuel, Sandoval, los Cruz... y algunos otros medios de la región. Alguien aconsejó a Pepe Cadena que, tener en el bolsillo a los medios como Javier Duarte; es garantía para mantenerlos callados o para que hablen bien de tí.

Javier Duarte cuando los periodistas le incomodan,  sabemos lo que pasa! Por eso algunos medios y periodistas, reporteros, prefieren ser consentidos por el poder, que arriesgarse a delatarlo, por más funesto que éste sea.

Apapachar a los medios el día que iniciaba el festival del huapango, es garantía para que éstos divulguen el evento; para que nadie pregunte: cuanto ingresó?, cuanto fué el gasto? Qué beneficios trajo al Municipio el mencionado evento?...Pues bien sabemos que es el Municipio quien "Administra" sin dar a conocer al Pueblo, nada!

Pues el Pueblo ya gozó con bailar y divertirse....y el Periodista o reportero, con el chayote!




“Javier Duarte, fuiste tú”: Comité Universitario de Lucha de Veracruz


 

A Nadia, a nuestra Nadia

Desde el sábado 1 de agosto, los noticieros nacionales e internacionales reportaron que los cuerpos sin vida de un fotoperiodista y cuatro mujeres fueron hallados en un departamento de la colonia Narvarte, en el D.F. Lloramos de rabia e impotencia por el asesinato de Rubén, compañero de lucha, amigo, maestro, colega… Rubén, uno de los nuestros.
En las primeras imágenes, Nadia, reconocimos tu casa, rogamos que no estuvieras ahí. Te llamamos hasta el cansancio, llenamos de mensajes tu facebook, vimos cómo las horas devoraban nuestras esperanzas hasta que fue confirmado por nuestros propios amigos. Eras tú, estabas ahí, y también fuiste torturada y asesinada.
Quizá en unos días algún político farsante nos va a presentar una de sus famosas “verdades históricas”. Nos va decir que el móvil fue el robo, o un crimen pasional. O que se equivocaron de casa o que todos eran miembros del crimen organizado. Quizá incluso encuentren un chivo expiatorio que “confesará” bajo tortura. Quizá termine en la cárcel por muchos años. Y entonces van a cerrar el caso y pretenderán que lo olvidemos. Y nos van a amenazar con reprimirnos si seguimos exigiendo justicia en un caso supuestamente resuelto. Esas son las promesas que el gobierno sí cumple.
Pero en la calles nos veremos. En cada esquina vamos a gritar que no les creemos. Vamos a decirles que no tenemos miedo y que si vienen por todos y cada uno de nosotros, entonces los estaremos esperando. Pero no nos van a encontrar callados, ni rendidos, ni doblegados.
En estos momentos de tristeza y furia no podemos dejar de recordar cómo en estos años que te tuvimos cerca recibiste todo tipo de agresiones por parte del mismo estado que en esta ocasión decidió silenciarte para siempre.
En Xalapa, tú Xalapa, te vamos a recordar como la estudiante universitaria que participó activamente en las movilizaciones en contra del alza al transporte. Con tu voz firme y tus pies pequeños que dejaron huellas que muchos comenzamos a seguir poco después.
Te vamos a recordar como la activista que la tarde del 1 de septiembre del 2012, tras los fraudulentos comicios electorales, entró junto con nosotros a tomar el palacio municipal de Xalapa, desde el que elevamos nuestras enérgicas protestas en contra de la farsa electoral. Inmediatamente después, cuando aún sonaba el eco de esas marchas multitudinarias organizadas por 63 días desde la Acampada Lerdo, recuperamos y activamos junto contigo el espacio que todos conocimos como “Casa Magnolia”.
Ahí te vimos reír, te vimos gritar, dormir, bailar, discutir, aprender, enseñar, ayudar y construir eso que era nuestro proyecto colectivo más ambicioso, nuestro centro cultural autogestinado.
Ahí te acompañamos en los talleres, en las conferencias, en los eventos culturales, en las fiestas y en los bailes. Fue durante ese periodo que nuestras protestas comenzaron a recibir una escalada de violencia, ordenada, como siempre, desde las oficinas de gobierno.
Recordamos, por ejemplo, que el 15 de septiembre del 2012, fuimos golpeados y tres de nosotros “levantados” torturados y amenazados por policías estatales, obligados a recitar las últimas palabras con una pistola en la nuca –para después de sembrado el terror– ser abandonados en las cercanías de la central de abastos.
El 2 de octubre de ese año, después de la protesta en que recordamos a los compañeros asesinados en el 68, sujetos desconocidos allanaron tu casa. Revisaron tus cosas y se fueron sin robar nada. Tiempo después, nos dijiste con ese sarcasmo tan tuyo, “Tenía yo tanto desmadre en la casa, que para que yo me diera cuenta de que se habían metido, hasta tuvieron que limpiar y ordenar un poco… sólo por eso lo noté. Después vi que hasta se habían bañado…”
Valiente y necia, te resististe a mudarte de ese departamento por meses.
Recordaremos la tarde del 20 de noviembre de ese mismo año, cuando nuevamente fuimos reprimidos y encarcelados por mostrar una enorme pancarta que expresaba lo que hoy es incluso más válido que entonces: “Javier Duarte, te tenemos en la mira. El pueblo no olvida ni perdona”.
Ese 20 de noviembre, fuiste sometida por mujeres policía que te arrastraron por la calle y te dejaron visiblemente golpeada. Desde entonces siempre lo dijiste: “las policías pueden ser más cabronas que los hombres”. No lo olvidamos cuando las vemos caminar por las calles, estrenando sus uniformes de la fuerza civil.
Después de ese día, Nadia, nos contaste que te sentías amenazada. Que te estaban siguiendo constantemente, que te vigilaban, que afuera de tu casa reconociste más de una vez a una de las mujeres que te detuvieron en aquella ocasión y sólo entonces te convencimos y te convenciste de mudarte de casa.
Aún así nos acompañaste por las calles de la ciudad mientras expresábamos nuestro repudio a las reformas estructurales. Usando tu cuerpo de pancarta, protestaste con nosotros contra la reforma energética que entregó PEMEX al mejor postor. Siempre sabia, siempre con palabras fuertes para los que no tomábamos las medidas de seguridad adecuadas, viste crecer a nuestro lado el hostigamiento, la persecución, la vigilancia constante de nuestros pasos. La represión.
En 2013 te vimos marchando al lado de miles de maestros que rechazaban la reforma educativa. Como Rubén, viviste en carne propia la brutal represión de aquel 14 de septiembre, cuando fuimos desalojados con violencia de la ahora llamada Plaza Regina por las fuerzas policiacas del estado, esas que no dejaban de golpearnos con sus bastones eléctricos a estudiantes, maestros, periodistas…
Estuviste ahí en los largos y aburridos tiempos de espera en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, mientras levantábamos nuestras quejas. Tú lo sabías, nosotros lo sabíamos, era un ejercicio casi inútil, pero un precedente más para evidenciar la violencia del estado.
El año pasado, en 2014, participaste activamente en las marchas para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pero de nuevo sentiste el acoso de la gente del gobierno y decidise por fin alejarte de Xalapa, autoexiliarte al DF, y trabajar en lo que te hacía sentir feliz: la Gestión, Producción y Promoción Cultural.
Desde allà apoyaste nuestros pasos, las denuncias, la difusión, el monitoreo, la acción solidaria ante el aumento de la violencia que creció más y más hasta llegar a ese 5 de junio, hace apenas dos meses, en el que 8 de nuestros compañeros de lucha fueron brutalmente atacados por un grupo parapolicial, con machetes, palos, bates y armas de fuego. La agresión más brutal y más directa que vivimos… hasta entonces.
Nadia, el sábado supimos la trágica noticia. No lo queríamos creer. Aún no lo podemos aceptar.
Ultimaron a una mujer de 32 años, originaria de Chiapas, dijeron en sus declaraciones oficiales. Para nosotros, tus amigos, no eres una… eres Nadia, nuestra Nadia, eres tu voz ronca y tus regaños, tus carcajadas, tus fiestas; eres cada uno de nuestros recuerdos, de nuestros debates políticos, de la pláticas cotidanas. Eres también la productora de arte escénico, la organizadora de muestras internacionales de cine. Eres iniciativa, eres camino, resistencia y fuerza, eres lucha, voz, arrojo, denuncia. Eres eso que somos, Nadia, eso que se queda, aunque te hayan asesinado.
Hoy es lunes y no sabemos quién va a cuidar a tus perros. No sabemos quién nos va a cuidar a nosotros. Llenaríamos mares de lágrimas con todo lo que no sabemos. Pero hay cosas que tenemos claras. Hay cosas que sí sabemos.
Tu cuerpo fue mancillado pero tu lucha y tus ideales se mantienen intactos. No sabemos quién jaló del gatillo pero sí sabemos quién dio la orden. Lo sabemos y lo gritamos. Conocemos su nombre y su apellido. Sabemos también que sus acciones son desesperadas, igual que las de un perro acorralado.

Lo decimos hoy y lo diremos siempre. No olvidamos. No perdonamos. Fue el Estado. Javier Duarte: fuiste tú.

Xalapa, Veracruz, 3 de agosto de 2015.
Comité Universitario de Lucha

lunes, 3 de agosto de 2015

Rubén Espinosa, un fotógrafo ‘incómodo’ para el gobierno de Duarte



MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Acérrimo crítico de la violencia hacia sus colegas, Rubén Espinosa Becerril nació en 1983 en la Ciudad de México. Era fotógrafo y periodista autodidacta que laboraba en la Agencia AVC Noticias, y como corresponsal de la revista Proceso y Cuartoscuro en Veracruz.
Hace ocho años se mudó a Xalapa, Veracruz, donde llegó a trabajar a El Golfo Info y en 2009 fue contratado como fotógrafo de Javier Duarte cuando era candidato a gobernador. Posteriormente trabajó como fotógrafo de quien fuera la alcaldesa de Xalapa, la también priista Elizabeth Morales.
Dejó de laborar en el sector público por sus posturas críticas contra la violencia hacia los periodistas en el estado. Como fotógrafo de agencia le tocaba cubrir la actualidad diaria. Y como corresponsal de Proceso y Cuartoscuro se especializó en movimientos sociales. Estaba totalmente involucrado en el movimiento que denunciaba los crímenes contra periodistas en el estado.
En el aniversario de la Revolución, en noviembre de 2012, mientras cubría las protestas estudiantiles contra el gobernador Javier Duarte por el asesinato de la corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, se le impidió tomar fotos de cómo la policía golpeaba a unos estudiantes. En ese momento una persona de ayudantía del Gobierno del Estado le sujetó y le dijo: “Deja de tomar fotos si no quieres terminar como Regina”.
Desde los primeros asesinatos a compañeros, Rubén participó activamente en las movilizaciones y protestas de periodistas para exigir justicia por sus compañeros y parar las agresiones.
El 14 de septiembre de 2013, mientras documentaba el violento desalojo a un plantón de maestros y alumnos de la Universidad Veracruzana instalado en la Plaza Lerdo de la ciudad de Xalapa, él y otros reporteros fueron agredidos por las fuerzas de seguridad del estado que les decomisaron sus equipos de trabajo y les hicieron borrar sus fotos. Por esos hechos presentó una denuncia contra la fuerza pública y comenzó a ser hostigado.
En octubre, viajó al DF a pedir ayuda para él y para el gremio de organizaciones internacionales y colegas fotógrafos. Tras haber escuchado su testimonio, el colectivo FotorreporterosMx realizó una protesta en la que participaron decenas de fotógrafos con ojos vendados afuera de la casa de la representación de Veracruz en la Ciudad de México exigiendo garantías de trabajo para los fotógrafos locales.
Se había convertido en un fotógrafo incómodo para el gobierno. De su autoría fue la foto del gobernador Javier Duarte aparecida en la portada de la edición 1946  (del 15 de febrero de 2014) que molestó al gobernador. En Veracruz se registró una compra masiva de ejemplares por parte del gobierno.
http://hemeroteca.proceso.com.mx/?page_id=365057
En los últimos tiempos no le dejaban entrar siquiera a los eventos institucionales. Sin embargo, siguió movilizándose contra la impunidad y todavía participó en el cambio simbólico de nombre de Plaza Lerdo a Regina Martínez. Él fue uno de los reporteros que encabezó este año la colocación de la placa con el nombre de la periodista asesinada.
En junio pasado, en vísperas de las elecciones, documentó la agresión sufrida por ocho estudiantes que fueron fuertemente golpeados por encapuchados que presuntamente trabajaban en la Secretaría de Seguridad Pública. Desde entonces comenzó a notar que personas armadas lo seguían y lo fotografiaban.
El 9 de junio de este año decidió abandonar Veracruz e instalarse en el DF porque ya no aguantaba más la presión. Estaba aterrorizado, presentaba síntomas de estrés postraumático. Comenzó a denunciar cómo la prensa crítica es silenciada y que era víctima de amenazas que provenían de parte del gobierno de Veracruz.
http://www.sinembargo.mx/01-07-2015/1398019
http://rompeviento.tv/RompevientoTv/?p=2003
Por desconfianza hacia las autoridades, y especialmente a la PGR, decidió no presentar denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) de la PGR. En una entrevista otorgada a Periodistas de a Pie en Rompeviento TV, dijo que estaba “en pláticas” con el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas pero se desconoce qué respuesta le dieron.
Rubén fue asesinado en la Narvarte, una colonia de clase media de la Ciudad de México, junto a otras cuatro jóvenes.
Con Rubén son 13 los periodistas asesinados y tres los desaparecidos en Veracruz desde el gobierno de Javier Duarte. Lo asesinaron en las narices de las organizaciones donde denunció las amenazas de las que era víctima y lo más grave, de la sede de las instancias gubernamentales que deberían de haberlo protegido.
Con este crimen el DF dejó de ser un refugio para periodistas desplazados.

viernes, 31 de julio de 2015

Javier Corral Abate a Ricardo Anaya por la presidencia nacional del PAN

El heredero de los latifundistas que combatió Pancho Villa, Javier Corral llama a una rebelión vs el cartel "El Consorcio".[Incrustado dentro del PAN]... Ricardo Anaya, un títere del sistema que posiblemente presidirá el PAN. :)

domingo, 26 de julio de 2015

El mundo color de rosa de Javier Duarte

alt 

 Luis Velázquez
 
Veracruz, 26 de julio de 2015.-Si el ciudadano ha tenido la paciencia de Job y el hígado priista de seguir los discursos de Javier Duarte habrá percibido que de tanto hablar se contradice a sí mismo.

Y/o, en todo caso, termina hablando sin ton ni son, como si padeciera, digamos, Alzheimer político, y/o en todo caso las neuronas se le estuvieran desprendiendo de manera peligrosa, creando, incluso, un mundo color de rosa ajeno a la realidad.
Por ejemplo:
El viernes 24 de julio, 2015, en el aeropuerto de El Lencero, en Emiliano Zapata, fue entrevistado y ahí acuñó la siguiente frase bíblica:
No es tiempo, dijo, de hablar de los candidatos a gobernador, pues todavía está pendiente el pasado proceso electoral, el del 7 de julio, de los diputados federales, donde por cierto un trío de barbies (Elizabeth Morales, Ana Guadalupe Ingram y Carolina Gudiño) fueron derrotadas, digamos, como parte de la justicia divina que solita aplica.
Habría de referir, no obstante, que la respuesta del señor Duarte se debió a una pregunta incómoda de si Héctor Yunes Landa y Gerardo Buganza Salmerón eran sus gallos, tal cual como en el imaginario colectivo lo tiene amacizada la población electoral de Veracruz. (Imagen, sábado 25 de julio, 2015, Leticia Rosado)
Y, bueno, si el señor Duarte asegura que hoy, 26 de julio, todavía no es tiempo de hablar de los candidatos habría de refrescarle la memoria con sus declaraciones y actitudes pasadas.
Una. En el año 2011, dijo que desde el 1 de diciembre, 2010, estaba formando al sucesor.
Se refería así a su compadre querido Salvado Manzur Díaz, su favorito para el trono imperial y faraónico, descarrilado por su lengua cuando descubrió que los programas sociales de la SEDESOL federal significan oro molido para ganar elecciones.
Descarrilado Manzur, el candidato favorito del señor Duarte fue su Celestino, Fernando Chárleston Hernández, a quien ungió secretario de Finanzas y Planeación y sólo duró once meses porque de pronto, él mismo lo ha revelado, varios secretarios del gabinete legal duartista pidieron su renuncia a partir de su intento por apretar tuercas y meter orden administrativo para evitar el colapso financiero que ahora padece la SEFIPLAN.
Entonces, entró al relevo Alberto Silva Ramos como el favorito del señor Duarte y nunca, jamás, pudo levantar en la tendencia de la encuesta histórica.
Así, en su hándicap electoral apareció el senador Héctor Yunes Landa, consciente y seguro el señor Duarte de que es el único que derrotaría en las urnas a su primo hermano, el panista Miguel Ángel Yunes Linares, si sale candidato, pues el resto (Gerardo Buganza, Renato Tronco, Tomás Ruiz González, Juan Bueno Torio y hasta Pepe Yunes Zorrilla) ninguna posibilidad tendrían.
Es decir, que el mismo señor Duarte ha estado jugando con el escenario político de promover a su candidato a gobernador, cuando, oh paradoja, en el discurso de Emiliano Zapata aseguró que no es tiempo.
Por eso mismo quizá convendría que un neurolingüístico averigüe el estado de salud de Duarte para determinar su congruencia, dada su bipolaridad.
Sería interesante conocer, medir, calibrar las reacciones de quienes escuchan y/o ven por la televisión el discurso del gobernador para ver si cala hondo en las neuronas, el corazón y el hígado de la población electoral para saber, en todo caso, si tiene sentido que continúe hablando.
Y más porque el mundillo priista cercano sólo busca ensalzar y halagar a Duarte para quedar bien y, de paso, conseguir privilegios y canonjías.
LOS HECHOS, ÚNICO AVAL DE UN POLÍTICO
Dos. Pero, además, si aún no es tiempo de hablar de candidatos a gobernador, entonces, caray, muchas dudas quedan sembradas, entre ellas, las siguientes:
¿Por qué Duarte destapó ante 30 mil evangélicos en el estadio de fútbol Luis “Pirata” de la Fuente, al senador Héctor Yunes como su favorito a la gubernatura?
¿Por qué Duarte destapó a Héctor Yunes como su favorito a la gubernatura en la feria ganadera de Ilang Ilang donde juntos cortaron el listón?
¿Por qué Duarte sentó a la diestra a Héctor Yunes en la cometilona con los 16 diputados federales electos efectuada en un restaurante jarocho?
¿Por qué Duarte avaló a Héctor Yunes como su favorito en el segundo informe senatorial en el WTC de Boca del Río, sentado en primera fila al lado de su esposa, la presidenta del DIF, y en donde Yunes Landa se le tiró al piso en señal de gratitud?
¿Por qué Duarte prestó las instalaciones del gobierno de Veracruz a Yunes Landa para los más de cien anuncios espectaculares que todavía ahí continúan de norte a sur y de este a oeste?
¿Por qué la dirección de Comunicación Social del duartismo operó la publicación de una encuesta que daba por puntero en el carril electoral a Yunes Landa camino a la candidatura a gobernador?
La declaración de Duarte en el aeropuerto El Lencero se contradice por completo con los hechos anteriores.
Y más, mucho más, a partir de que, bueno, en su relación institucional tuvo una merienda con Héctor Yunes y Manlio Fabio Beltrones y, al mismo tiempo, publicitó la fotografía, enviando así un mensaje críptico, abierto y manifiesto a la población electoral.
Tres. Si todavía no es tiempo de hablar de candidatos a gobernador, entonces, resulta extraño y raro el destape de Gerardo Buganza Salmerón como candidato independiente desde el palacio de gobierno de Xalapa y transmitido desde TVMás, la televisora oficial.
Por eso, convendría preguntarse si el señor Duarte cree que todavía existan ciudadanos que creen en su discurso.
Pero además, sería interesante determinar su estado de salud política.


sábado, 25 de julio de 2015

Pepe Cadena Berman, la vida de Jr... No te acabes Tamalín

https://www.facebook.com/jose.cadenaberman?ref=ts&fref=ts 

En el período de Mary Antonio los hijos de la Presidenta se les vio armados en su rancho, con el armamento de los policías. Pepe Cadena Berman lleva una vida de "cholo", y por eso decimos... NO TE ACABES TAMALIN...

 

jueves, 23 de julio de 2015

El despilfarro de Hector Yunes Landa

Por: 


El senador, Héctor Yunes Landa –como muchos políticos- no entienden que sus excesos ya son una agravante para la sociedad. Veracruz se encuentra en el sexto lugar entre los estados más endeudados a nivel nacional y el hecho de invertir tanto dinero para alguien que en realidad no ha hecho absolutamente nada en su paso de un importante puesto como es la Senaduría, en verdad que ofende más que enaltece.
Su “pomposo informe” de labores en el Word Trade Center en Boca del Río ante miles de acarreados, teniendo de invitado “de honor” a alguien al cual ha criticado duramente como lo ha hecho en contra de Javier Duarte de Ochoa, es realmente un detalle bastante humillante de parte del legislador. Deja en claro su falta de dignidad. Qué se puede esperar un veracruzano de ese tipo políticos.
Los veracruzanos no pueden continuar cargando con los actos estériles y mediáticos de quienes pretenden promoverse y saltar a otro cargo político. La gubernatura raquítica promovida por parte de Javier Duarte de Ochoa –anticonstitucional como todo lo que él propone- a dos años, es en la actualidad la aspiración más mediocre de este sujeto priísta mantiene. Yunes Landa sueña con sentarse en palacio de gobierno desde el término del sexenio de Fidel Herrera Beltrán, cuando aspiraba a ser el candidato para la gubernatura y que fue arrebatado por el hijo “putativo” del ex ejecutivo estatal. Esto originó su ira, despotricó y no reparó en declarar ante los medios de comunicación una serie de maldiciones en contra del hoy gobernante –si es que a eso se le llama hacerlo- dejando evidencia que ésta aspiración se ha convertido para Yunes Landa, trauma y frustración personal.
Por cierto, Héctor Yunes Landa, debería mejor considerar en qué gasta el dinero, pues en vez de andar despilfarrarlo en demostrar que ha hecho algo como Senador –que por cierto no le conocemos nada ni a él, ni a su homólogo, José Yunes Zorrilla- debería de considerar en devolverle el dinero a los senectos de la caja de ahorros del Ingenio “El Modelo” a los cuáles Herrera Beltrán engañó para utilizarlo su absurda campaña política a la Senaduría.  No lo digo yo, lo han declarado los propios defraudados quienes señalan a Yunes Landa como uno de los principales defraudadores.
¿Cuánto le costó a los veracruzanos el eventito de Yunes Landa el día de ayer?
Pues se debe de considerar que la renta de un espacio en el Word Trade Center debe de oscilar en alrededor de medio millón de pesos, considerando todo el montaje y el sonido para la cobertura de dicho evento. Aunado a ello, la contratación de camiones para ser utilizados para el acarreo que según su staff eran alrededor de 10 mil cristianos. Considerar el pago de estos –porque no asisten por gusto sino por dinero- como sus tres comidas. La “comilona” de sus “invitados especiales” para celebrar su magnánimo evento y su destape como candidato a la gubernatura del estado de Veracruz y ahí escuchar el “calor falso” que estos le expresaron para endulzarle el oído. El chayote distribuido a diversos personajes del periodismo oficial. En fin, fácil este evento le costó a los veracruzanos cerca de los dos millones de pesos. “Frijolera” para ellos, considerando que no es su dinero.
En el discurso del legislador, aludió al hartazgo de los veracruzanos por la corrupción existente en la entidad a causa de la considerada “industria delincuencial política”. Corrupción a la que ha y continúa siendo parte Yunes Landa.
Quienes mantienen una cercanía estrecha con el yunista rojo, conocen de primera mano que el legislador es “agarrado” y no dispara ni en defensa propia. La pregunta entonces sería: ¿Quién le pagó el circo mediático de ayer? ¿El gobierno estatal? La verdad que no lo creemos. ¿Su millonaria familia? Tampoco. Sus amigos políticos, menos. Indudablemente es una pregunta que el senador tendrá que responder a la sociedad veracruzana, luego que ese dinero despilfarrado bien hubiera servido para canalizarlo a causas más nobles.
La clase política deberá reconsiderar sus acciones. No se puede andar pregonando críticas en contra de sus acérrimos enemigos y luego sentirse “honrados” teniéndolos como invitados especiales. Cómo dijera  el gran “filósofo” veracruzano, Javier Duarte de Ochoa, “no se puede escupir para arriba” porque seguro estos fluidos le caerán a la cara como le cayó el día de ayer. Ambos lo hicieron el día de ayer, uno por invitar al enemigo número uno del pueblo veracruzano y el otro, por asistir cuando quien te invita a despotricado, señalando la corrupción y el dispendio gubernamental.
La falta de dignidad de la clase política la disfrazan de “diplomacia”. Hay que ser una cara dura para aguantar las hipocresías de ese gremio tan nefasto.

Duarte y Herrera denunciados por la ASF

Nuevamente el nombre de ex mandatario, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa vuelve a relucir a nivel nacional. Luego de la denuncia que interpusiera en noviembre del 2014 y que recientemente fue ratificada por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante la Procuraduría General de la República (PGR) por las 15 denuncias realizadas en contra de estos servidores públicos por el quebranto financiero  que originaron en el ejercicio 2008, 2009 y 2010. Desviando recursos etiquetados al fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) y de Aportaciones para la Seguridad Pública, entre otros. Dispendio que asciende a los ocho mil millones de pesos.
Lo extraño es que ante los constantes señalamientos que la ASF ha realizado en contra del gobierno de Veracruz; tanto Fidel Herrera Beltrán como Javier Duarte de Ochoa, sigan gozando de la libertad tan inmerecida que mantienen. Uno debió haber sido desaforado por parte de la legislatura local y el otro detenido para que ambos, cumplan penalmente por el agravio financiero que han incurrido en contra del estado de Veracruz.
Curiosamente, nada pasa en contra de estos dos sujetos. Es ya hasta tedioso observar que las leyes incumplen cuando se trata de “poderosos” delincuentes; porque robar, es considerado un delito del fuero común, pero cuando son perpetrados por funcionarios públicos y gobernantes, estos se convierten en una trasgresión del orden federal.
Desafortunadamente quienes viven enquistados en las “altas” esferas de la política y el poder, no se ocupan ni se preocupan, pues saben que jamás pagarán penalmente por el agravio. El manto de la impunidad los protege y saben que pueden comentar los delitos que consideren pertinentes para perpetuarse en el poder y continuar robando, haciendo de la ley su más servil aliada.

lunes, 20 de julio de 2015

Dieron funcionarios vía libre a ‘El Chapo’ para su fuga

Tomada de internet |  

Distrito Federal— Antes del segundo escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán, algunos funcionarios del penal federal del Altiplano tenían información sobre sus actos corruptores y por lo tanto la tarea de darle seguimiento. Sin embargo, permitieron que su poder en la prisión siguiera aumentando.

Uno de ellos es Ramón Pequeño García, quien era jefe de la División de Inteligencia de la PF.

Él era el responsable de las cámaras de seguridad y micrófonos que se ubican en el centro de control y en las celdas, incluida por supuesto la de Guzmán Loera.

En julio de 2014 y febrero de 2015, “El Chapo” había vulnerado los esquemas de seguridad en el penal del Altiplano, como lo hizo en el de Puente Grande antes de su primera “fuga”.

Fuentes del reclusorio federal afirman que, tras la recaptura de Guzmán Loera, el presidente Enrique Peña Nieto dio instrucciones para poner ahí otro círculo de seguridad a cargo del Ejército y con vigilancia permanente del Cisen.

De acuerdo con información recabada por Proceso, ninguna de esas instancias hizo su trabajo.

“El Chapo” pudo huir gracias a funcionarios del Gobierno federal dentro y fuera del penal, y con el apoyo de Ismael Zambada García, “El Mayo”, quien nunca dejó de ser su aliado e incluso fue el responsable de enviar al grupo de abogados encabezado por Óscar Gómez para atender todas sus necesidades.

Gómez también fue abogado de su hijo, Vicente Zambada.

“Todo se escucha y todo se ve”, comenta sobre el sistema de seguridad del Altiplano un ex funcionario de alto nivel en el área de penales federales.

Testimonios contradicen reportes

A las 9 de la noche del sábado 11 de julio, los presos del módulo de Tratamientos Especiales del penal de máxima seguridad del Altiplano fueron despertados violentamente por los guardias, que los sacaron de sus celdas, los desnudaron y les echaron encima a los perros. Los animales les olisquearon cada centímetro mientras los custodios registraban las celdas.

Era una práctica común en cualquier día, en cualquier momento y sin aviso. Pero en la madrugada se enteraron de la fuga del preso 3578, ubicado en la celda 20: Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

El Gobierno federal le informó a una comisión del Congreso que la alerta de fuga se dio en 15 minutos, sin embargo abogados y familiares de internos, entrevistados por Proceso, señalan que demoró varios minutos más.

Reos de los módulos 4 y 5 comentan que a las 9:30 de la noche aún podían hacer las llamadas telefónicas reglamentarias. Aproximadamente una hora después corrió el rumor de que “El Chapo” había muerto. Se escuchaba mucho movimiento. A la media noche los internos oyeron que el primer helicóptero sobrevolaba la zona.

El ‘Z-40’, recién llegado

Uno de los presos más sorprendidos del módulo de Tratamientos Especiales fue Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”, quien había regresado a ese penal tres meses antes, como resultado de una batalla de amparos, pues fue trasladado a la prisión federal de Puente Grande cuando “El Chapo” llegó al Altiplano.

La corrupción ya predominaba en ese penal y crecía. Por eso Treviño Morales peleó por volver. Existen datos sobre el deterioro en la seguridad del penal desde 2010, pero a raíz de la llegada del “Z-40” en 2013 y de “El Chapo” en 2014,  la corrupción escaló a niveles de escándalo.

Todo esto ante la impasibilidad de los operadores del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en el presidio, de los efectivos de la Policía Federal (PF), cuya División de Inteligencia es la responsable de manejar las cámaras y los micrófonos, así como de pasar lista a los reos.

Igual actitud mostró el personal del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (ODPRS), responsable de los penales federales, y de la Dirección General de Políticas y Desarrollo Penitenciario, ambos de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Todas estas instancias dependen de la Secretaría de Gobernación, encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong, y el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda.

En una investigación que inició antes de la fuga de “El Chapo”, Proceso confirmó con testimonios de empleados, abogados y familiares de internos, que el consumo de droga y la corrupción en el penal del Altiplano era tal, que pese a los supuestos dispositivos para inhibir las señales telefónicas, en los módulos funcionaban aparatos celulares.

Por 150 mil pesos se podía comprar un celular “encajuelado”, es decir, introducido por un preso en su recto, envuelto en una bolsa de plástico. Quienes no alcanzaban ese privilegio tenían que pagar 25 mil pesos por una llamada y 10 mil por un mensaje de texto; el caso era que los capos pueden seguir manejando sus negocios delictivos desde la prisión.

El narcotraficante Gerardo Álvarez, “El Indio”, presume de tener en su nómina a la mitad del penal, principalmente directivos y custodios.

Y durante los siete meses que estuvo preso ahí “El Z-40” era el amo. Así como pagaba a los abogados de los zetas presos, también hacía que sus defensores y operadores depositaran dinero para otros internos.

Muchos de ellos, olvidados por sus familias, podían así comprar jabón, galletas, agua embotellada, papel de baño y otros productos. Los convirtió en sus incondicionales.

Ejercía el mando con dinero y una fuerte campaña de intimidación, que incluyó el asesinato del testigo protegido de la PGR con la clave Karen en las plazas Outlet Lerma, en las inmediaciones de Toluca. El propio Treviño Morales divulgó en la prisión que dio esa orden para mostrar su poder y dar un escarmiento.

Sin embargo, ni “El Indio” ni “El Z-40” lograron escapar de esos muros. Para salir de ese penal corrupto se requería de otro nivel de complicidad.

Los responsables de la ‘fuga’

Un ex funcionario de alto nivel del sistema penitenciario federal, quien pidió el anonimato por precaución, explica que todas las cárceles de alta  seguridad en México tienen un esquema de redundancia para “vigilar al que vigila” en caso de corrupción.

La celda de Guzmán Loera no sólo era monitoreada en el centro de control del Altiplano, sino a través de Plataforma México por el equipo de Ramón Pequeño García, quien era jefe de la División de Inteligencia de la PF.

En el video difundido por Gobernación es evidente la conducta irregular de “El Chapo” al meterse en el área de regadera en horas prohibidas, vestido y con zapatos. Si el policía federal en el Altiplano no lo vio –argumenta la fuente–, en la Plataforma México hay otro equipo monitoreando que debió haberlo detectado. De lo contrario, dice, hay una clara complicidad.

Asimismo, los pases de lista le corresponden a la PF. El último es a las 9 de la noche, y los llamados “delfines” o “corzos” –elementos de la división de Pequeño García– están en todos los pasillos desde las 8:15.

Pequeño García es uno de los hombres más cercanos a Genaro García Luna, quien fuera secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón y fue acusado con su equipo de recibir pagos del crimen organizado, particularmente del Cártel de Sinaloa y sus aliados.

En noviembre de 2012 Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, quien fuera aliado del Cártel de Sinaloa por muchos años y luego de los Beltrán Leyva,  denunció que él personalmente y otras organizaciones criminales pagaron sobornos a Pequeño García. Pero éste fue despedido apenas el martes 14, tras el escape de Guzmán Loera.

Sólo su equipo tenía acceso al Centro de Control del penal, y pese a que hay sistemas de videovigilancia y grabación de audio, ninguno dio pie a medidas preventivas, aun cuando había señales de que el capo había corrompido a todo el penal. Menos aún fueron eficaces el día en que el famoso recluso se fue de la cárcel.

En el Altiplano la PF graba las conversaciones de los internos con sus familiares y con los abogados. Esta reportera tiene transcripciones de las pláticas de Alfredo Beltrán Leyva con uno de sus abogados, en los que se queja de la poca actividad de su otro defensor, Américo Delgado, quien fue ejecutado en Toluca en 2009.

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, fue subsecretario de la SSP cuando García Luna era el titular. Pequeño García entregaba un reporte diario sobre las tareas de inteligencia realizadas en los penales federales de alta seguridad. Si por esa vía le dio informes reales a Rubido, éste debió actuar de inmediato para evitar que El Chapo controlara la prisión.

(Anabel Hernández/Proceso)