Estamos en twitter

Estamos en twitter
Twitter huapangueros

domingo, 1 de marzo de 2015

Alarma en la Huasteca ante la embestida del fracking-Ecocidio neoliberal

Riesgo inminente en 110 municipios de Veracruz, Puebla, Hidalgo y SLP
Alertan campesinos sobre daños al agua, subsuelo y población
Schlumberger y Halliburton ya operan varios pozos
La entrega de recursos data, cuando menos, de 2010

Foto
Foto Hermann Bellinghausen

Huayacocotla, Ver.
Lenta pero inexorable, corre la alarma en las serranías del norte y la tierras bajas de la Huasteca: una amenaza se cierne sobre los derechos territoriales de miles de comunidades. Y ésta tiene un nombre, aunque no sea el único: fracking, o fractura hidráulica, nuevo y agresivo procedimiento para extraer gas y petróleo debajo y dentro de las grandes rocas subterráneas. Más de un centenar de municipios de cuatro estados se encuentran amenazados por el fracking en las rondas cero y uno de la Secretaría de Energía, de acuerdo con los mapas de Advanced Resources Internacional de la Huasteca y el Totonacapan, según documenta la Alianza Mexicana contra el Fracking.
En Veracruz son 49 los municipios en riesgo inminente. En Puebla, 22. En Hidalgo, 21. Y en San Luis Potosí, 18. Comunidades y campos agrícolas de los pueblos nahua, tenek, otomí, tepehua y totonaca. El representante del municipio poblano de Francisco Z. Mena, uno de los primeros afectados por las dos rondas, describe la arrogante presencia actual de vehículos, maquinaria y personal de las empresas Schlumberger y Halliburton. Ya operan varios pozos. Llegaron ofreciendo las estrellas y no han dejado nada. Exigimos que nos arreglaran la carretera que dejaron inservible; al protestar nos echaron a la fuerza pública y nos encarceló el gobierno de Puebla.
Como lo ven los comuneros y ejidatarios conscientes del futuro que les espera, este es sólo el primero de los jinetes del Apocalipsis soltados por las reformas constitucionales en materia energética que liberalizan en extremo quién y cómo extraerá los hidrocarburos en los territorios indígenas y campesinos por encima de cualquier otra consideración social o productiva, expresa Óscar Espino, miembro de la mencionada alianza en Papantla.
Las preocupaciones por lo que se viene, acumuladas sobre la ya grande cantidad de cosas graves que están ocurriendo (o peor, ocurrieron), asoman bajo las alas de los sombreros de los campesinos. Hay una sombra de preocupación en los rostros de los representantes de diversas comunidades indígenas y campesinas de Veracruz, Hidalgo y Puebla, reunidos en un pequeño hotel de arquitectura delirante y a medio construir en Huayacocotla, para discutir la inminencia de la fractura hidráulica a gran escala en sus pueblos y municipios.
Los asistentes proceden de Veracruz, Puebla e Hidalgo. Tienen en común ser personas de edad, que en su vida ya fueron y vinieron, han sido autoridades ejidales o comunales, han tratado con los gobiernos toda la vida, alguno fue alcalde. Su compromiso con los territorios y los derechos de las comunidades es pues madurado y realista. Esteban Mayorga, de Los Parajes, ha concluido que la autonomía es muy importante para poder dialogar con las personas. Se refiere lo mismo a sus paisanos que a los funcionarios y a los personeros de las empresas trasnacionales. Si no hay paz no hay nada. Pero sobre todo, la idea que yo traigo es de ser autónomo, sin eso van a acabar con nosotros y los bosques que todavía cuidamos, el agua, la vida.
Fuego en el agua
Con claridad y vehemencia, Fran­cisco Cravioto, de la organi­zación Fundar y miembro de la alianza, expone para los representantes comunitarios los efectos nocivos de la extracción de hidrocarburos en yacimientos de lutitas por fractura hidráulica y lo ilustra con un video estadunidense en el que un ama de casa, vecina a extracciones mediante fractura, abre el grifo de su cocina y cuando acerca un cerillo al chorro de agua, este coge fuego. Se dirá efectista, pero es real y comprobado. Y eso es sólo por la fuga del gas que enturbia el agua, que como exclama Eutimio Mendoza, parece pulque.
La perforación, explica Cravioto, emplea grandes cantidades de agua, la cual llega a contener hasta 600 sustancias tóxicas, además de liberar del subsuelo metales pesados y sustancias ácidas. Aunque las empresas extractoras aseguran contar con procedimientos para evitar que esa agua echada a perder no contamine los aguajes de las comunidades, es muy probable que haya filtraciones al cabo de los meses; seis años es el tiempo que dura en promedio la extracción en un sitio. Algo frecuente donde ya se hace fracking a gran escala es que el agua suba a la superficie e inunde campos. No existe tecnología aún para tratar esa agua, sostiene Cravioto.
La región del Golfo de México en conjunto es la que corre más riesgo en el país. Tras décadas de extracción petrolera tradicional, la escasez y dificultad para sacar los hidrocarburos expande los territorios a explotar, con prácticas mucho más agresivas contra los territorios y sus habitantes. Según ha escrito Manuel Llano (La Jornada del Campo, 86, 11/14), 13 pueblos indígenas tendrían comprometido su territorio, en primer lugar los yoko yinikob o chontales de Tabasco, con 85 por ciento de su territorio ocupado, seguido del totonaca con 38 por ciento, y el popoluca con 31 por ciento, ambos en Veracruz. Esto, en la ronda cero. En la uno, este año, los tenek, nahuas y totonacas verán ocupadas 320 mil hectáreas de sus territorios.
En su exposición, Cravioto refiere que la entrega de territorios y recursos a las trasnacionales data cuando menos de 2010, antes de las últimas reformas. Pero el paleocanal de Chicontepec, como se conoce un área codiciada y sobrevalorada que este año debía estar en esplendor petrolero, va en picada. Debía arrojar 22 por ciento de la producción nacional, según previeron en 2009 el gobierno federal y las cinco empresas a las que se asignaron los contratos (ya no se dice concesión aunque lo siga siendo): Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, Weatherford y Tecpetrol. De acuerdo con Mauricio González González, también de la Alianza Mexicana contra el Fracking, dichos contratos de obra pública, además de ilegales, son un fiasco, pues resulta que las reservas probables no fueron probadas: apenas 5.4 por ciento de las iniciales cuentas alegres del calderonismo. Hasta 2012 se habían perforado cerca de 3 mil pozos, y operaban 2 mil 347.
Este error de cálculo justifica ahora la aplicación del fracking en la Ronda Uno, que ofrece a las empresas la extracción del gas shale. En Veracruz se prevé una asignación de 900 mil hectáreas, y en Puebla unas 90 mil, añade González, integrante del Centro de Investigación y Capacitación Rural (Cedicar).
Las instituciones nos protegen menos que nunca
Óscar Espino, de Papantla, refiere que Halliburton y Schlumberger “llegaron a Tihuatlán y Papantla desde hace 13 años, preparándose para aprovecharse en cuanto se hicieran los cambios en la Constitución ‘donde nunca se iba a tocar’, como prometían los gobiernos federales, hasta que crearon nueve leyes y reformaron 12 leyes ya existentes, en su ‘pacto contra México’”. Se trata de la mayor amenaza, en más de un siglo, para los territorios indígenas y el suelo nacional. La nueva Constitución no da derechos, los quita, abunda Espino. Ante la inminente servidumbre legal de los hidrocarburos, propone a los asistentes cuidar a las autoridades ejidales y locales, pues corrompiéndolas o atemorizándolas es como van a entrar, y las instituciones nos protegen menos que nunca porque están en favor de las empresas, no de nosotros. Los pueblos se encuentran en indefensión jurídica, y sólo resta el recurso de los instrumentos internacionales firmados por el Estado.
Un naranjero de Álamo resume todo en la necesidad de crear un frente de los pueblos en defensa del territorio. Como expresa González González, de Cedicar, éstos se enfrentan a un genocidio, pues las nuevas circunstancias harán imposible la vida de las personas de esas comunidades, que constituyen un mundo, una humanidad que no será ya posible sin determinado pueblo indígena. Un daño irreparable.

sábado, 28 de febrero de 2015

Se va el gran Pepe Mujica...Aqui su despedida emotiva

El fanatico Pepe Cadena, "el erario pa nosotros"...


Pepe Cadena, el fanático Crisitiano o el oportunista Cristiano?, a quien le debe más su cargo? a ellos(LA IGLESIA EVANGELICA CRISTIANA) o al niño Fidencio?(Catolisismo)Tiene en su planilla a personas de esta iglesia cuanto aportaron en su momento? :) Que se ponga a realizar obras ya!

martes, 20 de enero de 2015

El agua: Cemex y Monterrey VI

 Monterrey VI.
A las oficinas administrativas y bibliotecas de gobiernos, instituciones académicas y ONG especializadas en el ámbito de la conservación ecológica, la diversidad de las especies y la sustentabilidad llegaron, vía donación, ejemplares de un libro lujosamente impreso en China, con la participación de expertos en el tema y una docena de los mejores fotógrafos del mundo, según los editores. Su título: Agua dulce. La esencia de la vida, perteneciente a la Serie de la Conservación de Cemex, que dirige la editora mexicano-estadunidense Cristina Goettsch Mittermeier.
En este libro de divulgación, confeccionado a partir de fuentes esencialmente vinculadas al mundo sajón (en las casi 500 referencias de la bibliografía consultada, acaso unas dos pertenezcan a la cultura hispanoamericana), Cemex expresa su compromiso con la preservación, utilidad y prácticas sustentables de los recursos de la Tierra en función de la humanidad y su hábitat natural. En Cemex sabemos que los ecosistemas naturales llevan a cabo servicios fundamentales de soporte de vida de los que depende la civilización toda, se dice en la carta que precede a la obra.
El agua es tema de choque en Nuevo León. El gobierno estatal no ha transparentado, hasta el momento, las bases contractuales del acueducto denominado Monterrey VI con el Grupo Higa favorecido por Enrique Peña Nieto en muy diversas –y también opacas– obras públicas y privadas.
Varias organizaciones de corte o composición empresarial y otras comprometidas con el cuidado del ambiente han cuestionado –y aun demandado– al gobierno de Nuevo León por esa y otras razones: una, la irracionalidad de trasvasar las aguas del Pánuco a una distancia de 372 kilómetros y a través de tres entidades federativas; otra, la de que su volumen pudiera no estar destinado a servir la demanda productiva y humana de agua, sino la de quienes requieren de ella en enormes cantidades para la explotación del gas de lutitas mediante la técnica de fracking, y la tercera, su costo: bruscamente y en poco tiempo varió de menos de 14 mil millones de pesos a más de 47 mil millones de pesos.
Los protagonistas del estado (gobierno y poderes fácticos) suelen no ver ni escuchar a quienes hablan desde intereses que no son los suyos: dinero y más poder. A pesar de las críticas de las organizaciones que se oponen a Monterrey VI, la Cámara de la Industria de Transformación de Monterrey se pronunció por la obra con la condición, no razonada, de que se la posponga. Desde ese momento las críticas empresariales bajaron de tono.
El pronunciamiento de los industriales no es ajeno, supongo, a la participación de Cemex y otras industrias locales en el proyecto. En una construcción de la magnitud que entraña Monterrey VI, sólo una empresa –Cemex–, gracias a la monopolización de la economía impulsada por el Estado mexicano, podría llevar a cabo una gran parte de las obras de infraestructura del macroacueducto.
¿Participaría Cemex en una obra que muy ostensiblemente atentaría contra lo que esta empresa defiende en sus libros y con dinero? En Colombia aportó 2 mil 400 hectáreas de tierras a la Dirección de Parques Nacionales para restaurar la cantera del Parque Nacional de Chingaza. El desarrollo sustentable está integrado a la estrategia general de nuestra empresa, dijo el presidente de Cemex en Colombia. ¿No merece México que esta estrategia se anteponga a la posibilidad de elevar las utilidades de la empresa cementera?
Cemex tiene una relación privilegiada con todas las instituciones conservacionistas más visibles del planeta. Lo menos que podría hacer sería pedir la opinión a sus expertos sobre lo que significará pasar sobre la prohibición de la ONU respecto al acarreo de aguas a grandes distancias para satisfacer la demanda de concentraciones urbanas. Expertos y gente con sentido común aconsejan, antes que otras acciones, la rehabilitación de acuíferos y áreas arboladas.
Ante el menosprecio de las autoridades federales y estatales, los ambientalistas mexicanos, y todos los interesados en la preservación de los ecosistemas como premisa para la continuidad de la vida, quizá no debieran hacer otra cosa que dirigirse a Cemex. Frente a una duda razonable en torno a la agresividad de Monterrey VI, si la empresa es congruente con sus convicciones, lógico es que se inhiba de participar en el proyecto.
En conclusión, si Cemex no participa en Monterrey VI, este riesgoso proyecto no marcha. A Lorenzo Zambrano, su director general y presidente hasta su muerte el pasado mayo, algunos serviles y oportunistas le llamaron Lorenzo el Magnífico, y pretendieron imponer su nombre a la avenida Constitución, que atraviesa Monterrey de oriente a poniente. Un genuino y oportuno reconocimiento al interés por la sustentabilidad manifestado en vida por este empresario sería pedirle a Cemex, empresa regiomontana que él convirtió en una de las más grandes cementeras globales, que no participe en un proyecto que amenaza con alterar los ecosistemas de una vasta zona.
A menos de que se lleve a cabo la planeación y la administración cuidadosa de las actividades humanas, éstas seguirán deteriorando o incluso destruyendo valiosos ecosistemas. El agua, hermana de la tierra, como dice Cemex en su carta, es esencial para la delicada química que hace posible la vida.
A las palabras y sus autores se los juzga no por las palabras mismas, sino por su correlación con las obras prometidas en ellas.

Abraham Nuncio

miércoles, 7 de enero de 2015

Se acabó la tregua del Mataperiodistas Duarte...


 
Para el periodista Moisés Sánchez Cerezo
Lo queremos vivo

No pasó un año completo desde el secuestro y asesinato del reportero Gregorio Jiménez de la Cruz en Coatzacoalcos, para que Veracruz refrendara el trágico título del estado más peligroso para ejercer el periodismo en México.
El pasado viernes 2 de enero, un comando armado sacó por la fuerza de su domicilio al reportero comunitario y activista social Moisés Sánchez Cerezo, quien hasta el momento de escribir estas líneas, por la tarde del lunes 5 de enero, tres días después, sigue desaparecido.
Sánchez Cerezo editaba el periódico comunitario y el blog La Unión en el municipio de Medellín, conurbado con los de Veracruz y Boca del Río, que es gobernado por el alcalde panista Omar Cruz Reyes, sobre quien pesan señalamientos de haber enviado amenazas contra el comunicador.
Moisés Sánchez había denunciado reiteradamente la violencia delincuencial en esa demarcación, así como la corrupta indolencia del Ayuntamiento, lo que había llevado a la población a la auto organización para defenderse de los criminales, ya que las autoridades, tanto estatales como municipales, son incapaces o al menos omisas en su obligación de garantizar la seguridad.
¿Por qué después de diez periodistas asesinados y 22 exiliados tan sólo en este sexenio, es en Veracruz donde se registra la primera agresión de envergadura contra un reportero en el país en 2015? La respuesta es clara: porque después del asesinato de Gregorio Jiménez de la Cruz en febrero de 2014, el gobierno de Javier Duarte no dio las garantías necesarias para que no se repitiera una situación similar, a pesar de haberse comprometido a ello desde mucho tiempo atrás.
Y esto tiene una causa de fondo: el profundo desprecio que Javier Duarte de Ochoa siente por la labor periodística seria y por quienes la desempeñan honestamente. No por nada, en una demostración de gigantesca soberbia y soez ultraje, pretendió negarle a Moisés Sánchez Cerezo su condición de periodista, con el banal argumento de que también conduce un taxi para llevar el pan a su hogar y su familia.
Porque para Javier Duarte de Ochoa sólo son periodistas ésos a quienes invita a francachelas en Casa Veracruz, a quienes reparte 50 mil pesos al mes para tenerlos “bien atendidos”. Los que lo alaban, los que no lo cuestionan, los que justifican todas y cada una de las barbaridades que ha hecho con el estado los últimos cuatro años, son los “verdaderos periodistas” para quien constitucionalmente ostenta el cargo de gobernador de Veracruz.
En un caso como el de Moisés Sánchez, donde las motivaciones del plagio no son económicas, las primeras horas son vitales para dar con su paradero con vida. Han pasado más de 72 horas y el gobierno estatal sólo difunde rumores a través de sus estercoleros cibernéticos, pero da magros resultados en los hechos. Hay dos policías municipales retenidos, pero nada concreto aún, ni para bien ni para mal.
Tanto el gobernador Duarte –quien para revertir las críticas a su frivolidad fue a tomarse la foto con la familia de Moisés Sánchez, como si con eso desapareciera sus dichos-, como el alcalde Omar Cruz Reyes buscan evadir su responsabilidad en estos hechos. Sólo podrán salir medianamente bien librados si recuperan con vida a Moisés.
Se acabó la tregua contra los periodistas en Veracruz. Es año electoral y el grupo gobernante buscará imponerse a costa de lo que sea. Acallar a la crítica es el primer paso.

Email: aureliocontreras@gmail.com

martes, 30 de diciembre de 2014

Exigimos un mejor Veracruz

Por: 

cartones
Y mientras el empleado de los veracruzanos Javier Duarte de Ochoa se fue de vacaciones y regresa, no precisamente lo que se llevó, sino de su placentero e inmerecido descanso, los empleados veracruzanos sufrieron la peor de las fiestas decembrinas, por no haber recibido su aguinaldo y sueldo completos y además, a algunos ni siquiera les pagaron… Algo que nunca se había vivido en la historia moderna de Veracruz y hoy se sufre por la pésima administración de los recursos públicos y un “queda bien”, con el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, al sufragar los veracruzanos,  por decisión de Duarte de Ochoa,  el costo de los Juegos Centroamericanos, la Cumbre Iberoamericana y además, las vacaciones de  los servidores públicos… Y mientras, que se  “joda” el ciudadano…
Pero Veracruz sigue de pie… Un estado maduro y que ha sufrido descalabros por malos gobernantes… Y quizá, en próximas elecciones se cobrarán facturas… Lo malo, es que el ciudadano ya no confía en los partidos políticos… Y ese será el mayor reto de cualquier candidato, de convencer  ser la mejor opción y  representante… Lo peor, es que los veracruzanos seguimos sin confiar en nuestros políticos… El 99 por ciento de ellos,  se aprovechan del puesto y poder político para beneficiarse e incrementar sus activos económicos personales…
Nombres como Edgar Spinoso Carrera, Gabriel Deantes Ramos, María Gina Domínguez Colío, Elizabeth Morales García, Érick Lagos Hernández, entre otros han sido expuestos en nuestras entregas como desleales servidores públicos y han desviado recursos para su beneficio personal, como vil delincuentes con permiso para robar… Y ese permiso, es otorgado por el propio Javier Duarte de Ochoa… Vergonzosamente, hoy pretenden buscar una curul en el Congreso Federal… Y ese  es nuestro Veracruz que vivimos… Con una impunidad abierta y sin justicia para encarcelar a deshonestos servidores públicos…
Pero tampoco hay castigo para dependencias estatales saqueadas…   La Secretaría de Salud, Seguridad Pública y Educación, son cajas chicas para el abierto desvío de recursos y funcionarios estatales van y vienen prometiendo encarcelar a los culpables y desleales exservidores públicos, como blof mediático… Al final, nula existencia de denuncias en las instancias correspondientes y se limita a buenos deseos e intenciones, convirtiéndose ellos en cómplices de delincuentes…
Transcurre el 5º año de administración de Javier Duarte… En redes sociales, por ser Día de Los Inocentes, el pasado 28 de diciembre, se mostraban memes sobre la renuncia de Duarte de Ochoa y el encarcelamiento de Fidel Herrera Beltrán y sus niños de la Fidelidad… Quizá, pudo ser un día utópico… Pero en el fondo, sería el clamor de muchos veracruzanos, cansados de ésta administración sin rumbo y con un claro objetivo: Beneficiarse a expensas de los ciudadanos…
Este año, para la que aquí escribe,  fue muy bueno… Tenemos salud, tranquilidad y estabilidad laboral… Pero en nuestro microcosmos, no es suficiente… Y queremos que a Veracruz le vaya bien y por ende, a todos los que vivimos en este hermoso estado… Pero sin ocurrencias, por favor…
Nuestra entrega, quizá tenga un poco de contenido fatalista… Y eso se lo debemos a nuestros funcionarios estatales… En este año, tuvimos eventos con promesa de ser relumbrantes y al final, sobresalieron enormes fallas y omisión de pagos en todos los rubros… Tampoco hubo la derrama económica prometida por la realización de estos y los más sacrificados fueron los empleados estatales, quienes sufrieron de omisión de pagos estipulados por Ley,  impactando a los bolsillos de los trabajadores y  negativamente a los negocios y empresarios…
Nos resta, exigir que el año 2015 se realice una mejor administración de los recursos públicos… Y no, sean desviados para campañas electorales y compra de conciencias,  para pavimentar el triunfo  a amigos y compadres del Gobernador Javier Duarte de Ochoa… Veracruz ya no puede más, pues sus finanzas están en quiebra y el estado ahogado en deudas públicas y con proveedores… Y peor, a los medios de comunicación nacionales y estatales no les han pagado y siguen creyendo en promesas incumplidas por Alberto Silva Ramos, quien renunciará este 5 de enero a la Coordinación de In-comunicación Social del Estado, para irse a la aventura por obtener una candidatura y quien prometió, incumplió a muchos medios periodísticos y ahora, estos le cobrarán las facturas durante su campaña a la diputación federal por Tuxpan… Lo malo, es que todo esto lo habíamos presagiado y ahora no se quejen…

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Pepe Cadena: Primer informe- “acciones que NO hacen historia”, NADA





Mañana el primer informe de Pepe Cadena y como hemos venido comentando NADA debería ser la palabra  que reine en el discurso que se prevee sea, como los gobiernos de los Municipios Veracruzanos, llenos de acarreados y vitoreos simulados.
Presumirá de “acciones que no hacen historia”, como entrega de láminas que nunca llevó a cabo salvo en las fotos del “face” donde posaron algunas familias de comunidades marginadas y engañadas por el Priísta pasado al PAN.
Nada nuevo se espera en el discurso, como NADA nuevo viene haciendo el sucesor(PAN) de Mary Antonio de Garcés(PRI). Tamalín sigue inmerso en la corrupción, el engaño de sus gobernantes y la pachanga.
Presumirá de eventos “culturales”, pero Pepe Cadena no conoce la ética y llegó como un Garcesista más a gobernar el Municipio huasteco.
Más de un millón cobra el cantante komander, grupo que promueve la “narcocultura” y Pepe Cadena se abraza a este concepto “choteado” de alcaldes que utilizan eventos populares para dar dulcitos de PAN y CIRCO.
No informará que su gobierno sigue saqueando el municipio que recibe al año entre 13 y 27 millones de pesos; para NO cumplir con obras en las comunidades necesitadas. Pepe Cadena NADA sobre la parranda y la desmesura de la CORRUPCION de su Tesorera (Cómplice)  AIDA CANUTO.

Rafael Canuto, el "modesto" presume que su hija es la que manda en el Ayuntamiento...relacionada anteriormente con Andrés Ramos y apadrinada por Pedro Garcés.


Corrió a su contralor porque no aceptó que le realizara una auditoría que iba a evidenciar el marranero que ha convertido la alternacia PANista en Tamalín.
Paga notas a diarios chayotereros de la zona para que hablen bien y manosea las despensas que “gestiona con gran esfuerzo”, mientras la obra pública sigue ausente en las comunidades que lucen calles en pésimas condiciones, falta de alumbrado, etc…
NADA es lo que informará José Cadena Armenta en Tamalín que duerme en sus laureles, pero donde se gesta un aire de descontento con su Alcalde Panista a un año de desgobierno.

Editorial